CARTAGENA

Cartagena no sería la misma sin sus playas, islas y demás encantos. Si bien las playas que están dentro del perímetro urbano de la ciudad no son muy atractivas, en recorridos de máximo una hora, por agua o tierra, llegará a verdaderos paraísos alejados de todo el ajetreo.

Las más famosas son las de Barú y Rosario, donde puede pasar todo un día de relax y, para los más aventureros, deportes acuáticos. Estos destinos se caracterizan por tener aguas cristalinas donde con tan solo usa una careta, se puede apreciar la fascinante variedad de vida marina. Además, la gastronomía de estos lugares es deliciosa y tiene esa sazón especial que solo se encuentra en los restaurantes locales. A Barú se puede llegar por tierra y barco y es la más cercana.